Quaxar

– Cómo gestionar un restaurante en un momento de incertidumbre

1. Mantente informado

Mientras el COVID-19 se mantiene en los titulares, los viajes sigan reduciéndose y las recomendaciones de los gobiernos de seguir la práctica del distanciamiento social y evitar grandes reuniones estén presentes, los restaurantes se ven afectados enormemente.

2. Conéctate con tus comensales

En tiempos de incertidumbre, el comportamiento de los comensales puede cambiar, por lo que querrás mantenerte en contacto con los clientes

  • Informa a los comensales en tu sitio web sobre las precauciones que estás tomando. También considera la opción de enviarles un correo electrónico.
  • Actualiza tus perfiles de redes sociales con cualquier modificación que realices en tu horario de operación.
  • Haz un seguimiento de los comentarios de los clientes y responde a sus consultas a través de todos tus canales.
  • Vuelve a contactar con los clientes habituales y atrae a nuevos clientes con ofertas especiales como un menú de precio fijo, o haz una hora feliz. Informa a las personas sobre cualquier oferta especial con correo electrónicos segmentados.

3. Ponte en el lugar de tus comensales

Las personas están nerviosas y es comprensible. Los comensales pueden ser más precavidos, esperando más flexibilidad y tolerancia. Cuanto más puedas hacer para tranquilizarlos, mejor.

  • Si ofreces entrega a domicilio o comida para llevar, comunícalo por todos tus canales.
  • Prepárate para ofrecer la comida para llevar y entrega a domicilio.
  • Adapta tu menú para viajar y elabora menús para familias.
  • Ofrece alimentos básicos de despensa y kits de comida.

4. Involucra a tu personal

Con menos gente cenando fuera, probablemente tengas un cambio en las necesidades de personal y puede ser que tu equipo esté preocupado. Hay formas de cuidar de ellos.

  • Deja en claro que si alguien no se siente bien, no debería venir.
  • Comparte tu punto de vista sobre la situación para que todos tengan respuestas para los clientes.
  • Haz un programa de guardias, de manera que tu personal pueda obtener turnos extra si otros están enfermos.
  • Haz una programación para ayudar a todos durante este difícil momento de una manera segura y con el mínimo impacto económico personal posible.

5. Ajusta las operaciones

A medida que la situación vaya cambiando, mantente informado sobre el impacto en tu negocio. Ajusta la forma de administrar tus reservaciones y ejecuta tu servicio de manera acorde.

  • Haz un seguimiento de las cancelaciones.
  • Planifica los cambios de personal oportunos basándote en el desempeño reciente.
  • Limita las compras: considera pausar los gastos de capital y simplifica tu menú.

6. Lo obvio: mantén todo incluso más limpio

Cuanto más puedas hacer para ir más allá y proteger a tus comensales, reafirmando tus esfuerzos en torno a la higiene, mejor.

  • Aumenta las medidas sanitarias teniendo un desinfectante sanitario en la entrada.
  • Limpia los mostradores, las manijas de las puertas y los baños más frecuentemente y a fondo.
  • Modifica los tipos de mesa para crear más distancia entre los comensales (se recomienda al menos 1.5 m. de distancia).
  • Desalienta que se comparta la comida cambiando los platos para compartir o de estilo familiar a otros con porciones individuales.

 

fuente: https://restaurant.opentable.mx/learn/mx-preparedness-resource-center