Quaxar

– ¿Qué esperar del consumidor post Coronavirus?

Es evidente que una vez pase esta crisis, muchos hábitos y rutinas se modificarán en la forma de consumo de los  clientes . Esto no se tratará de un capricho, sino de una necesidad que demandará la misma sociedad.

El consumidor saldrá a explorar que comprar y como comprarlo, una nueva manera de pensar llegará a él y un nuevo entorno.

 

Algunas de las características de este consumidor post pandemia serán:

  • Cuenta con menos poder adquisitivo: La crisis económica que dejará esta pandemia se verá reflejada en el bolsillo de los consumidores y la perdida de su capacidad por adquirir productos o servicios que antes eran de uso cotidiano.
  • Aprendió a consumir en el mundo digital:  Sin importar la edad, las personas tuvieron que adaptarse a un entorno digital y consumir de ello, aprendieron a hacer uso de plataformas para pedidos, banca electrónica, pago de servicios en línea etc.
  • Descubrió una forma de vida menos consumista : El nuevo consumidor se está formando la idea de pagar sólo por cosas que necesitan, o por productos de valor realmente extraordinario. Durante la contingencia se dio cuenta de los servicios o productos que realmente necesitaba y utilizó durante este tiempo por lo que será más consciente del tipo de compras que realice de ahora en adelante.
  • Se siente seguro al realizar compras en línea:  Aprendió a hacer compras en medios electrónicos con la seguridad de que su tarjeta de crédito o débito no sería clonada. Se sienten seguros porque la necesidad los llevo a hacer una compra digital y al concluirla se dieron cuenta que nada malo paso. Además, aun cuando la contingencia “pase” muchos seguirán siendo cuidadosos en extremo con las medidas de higiene y  las tarjetas les proporcionan un mayor sentido de seguridad al manejarlas, en contra parte con tocar efectivo que pudiera estar contaminado.
  • Es precavido y hasta temeroso con el contacto social: A pesar de que las medidas de aislamiento sean levantadas, las personas deberán seguir siendo precavidas al estar en contacto con gente que no conocen.
  • Se convirtió en un consumidor oportunista: La crisis le mostró que hay alternativas más baratas con poca pérdida real de calidad o satisfacción en comestibles, artículos de belleza e higiene personal, educación, diversión y otros productos o servicios. Estos nuevos consumidores van a analizar con mucho mayor detenimiento las compras que hará, verificará las ofertas, donde tienen el menor precio, la relación con la calidad y que ofrecen con exactitud.

Muchas de estas características ya venían tomando fuerza desde antes de la pandemia, como el uso de plataformas digitales y la seguridad  en usar sus tarjetas bancarias, pero se reforzaron con la situación que se vive.

Esto, unido a la situación de incertidumbre e inestabilidad que se seguirá viviendo, va a obligar a los negocios a adaptarse y estar preparado para los retos que se avecinan para atraer a este nuevo consumidor post coronavirus pues deberán mantener una comunicación asertiva, acompañada de acciones y mensajes de esperanza y optimismo, y por supuesto, acelerar la transformación digital. De esto depende su generación de valor y crecimiento.