Quaxar

– 5 monstruosos errores en una estrategia de Marketing Digital actual y cómo solucionarlos

Contar con una estrategia de marketing digital se ha vuelvo imprescindible. Por esta razón, y con el objetivo de crecer en un mercado altamente competido, son cada día más las empresas que se suman al poder de tener presencia en Internet.

Actualmente, y gracias a este tipo de estrategias, tanto pequeñas como medianas empresas tienen la oportunidad de situarse al mismo nivel que una empresa de gran tamaño. Esto, siempre y cuando se realice una planeación, inversión y se lleve a cabo una medición que permita evaluar los resultados de los esfuerzos globales que supone una estrategia de marketing digital.

Pero, ¿qué sucede cuando una estrategia de marketing digital no cumple con los requerimientos necesarios para ser exitosa?  A continuación enlistamos cinco errores más comunes que puede cometer una empresa al momento de aplicar una estrategia de mercadotecnia digital.

Errores más comunes en el marketing digital

Toda empresa puede ayudarse de una estrategia de marketing digital para impulsar sus objetivos, pero lo importante siempre será que evite cometer los siguientes errores.

  • Enfocarse únicamente en publicar y compartir información comercial.

Sin importar el mercado, en una estrategia de marketing es importante cuidar el tipo de contenido que se le está ofreciendo a la audiencia, ya que, si se le ofrece únicamente contenido comercial, esta terminará por dejar de prestar atención a la información brindada.

Cómo evitar este error: para aumentar las probabilidades de atraer, convertir, cerrar y fidelizar clientes, es necesario explotar los diversos formatos de contenido disponibles. Algunos ejemplos son: infografías, videos, podcasts o artículos con información de valor, que puedan utilizar en su vida diaria para resolver determinada duda.

  • Confiar en que muchos “me gusta” equivale a más clientes.

Esta es una de las creencias más comunes, pero también una de las más falsas, ya que la cantidad de seguidores que posee un negocio no determina su éxito. Incluso, las marcas ya han comenzado a anteponer la calidad a la cantidad, concentrando esfuerzos para construir relaciones y comunidades duraderas.

Cómo evitar este error: es importante entender la diferencia entre tener un alcance orgánico a un alcance pagado, ya que para hacer una estrategia de marketing eficiente es mejor concentrar esfuerzos en conocer realmente qué busca o qué necesita la audiencia, dejando a un lado la cantidad y la compra de seguidores.

  • Pensar que invertir es una pérdida de dinero.

Aun cuando ha aumentado el número de empresas que utilizan el marketing digital como una herramienta más para prospectar clientes, es evidente que siguen existiendo negocios que tienen miedo de “tirar” su dinero. Una estrategia que este sustentada por grandes pilares y respaldada por resultados se transforma directamente en una inversión que, de hacerse bien, brinda resultados a corto, mediano y, por supuesto, a largo plazo.

Como evitar este error:  si bien existen herramientas gratuitas dentro del marketing digital, una empresa con deseos de crecer, posicionarse o fidelizar clientes, debe contemplar siempre un presupuesto adecuado acorde a los resultados que desea obtener.

  • Olvidar la importancia de la interacción con los clientes.

Actualmente, uno de los errores más comunes es el no ver la relevancia que tiene el interactuar con una audiencia. Tener interacción con los usuarios realmente permite diseñar estrategias de venta efectivas, mismas que se traducen en crear mejores experiencias y, por qué no, fidelizar a una mayor cantidad de clientes.

Cómo evitar este error: Hoy en día, ya no basta con tan solo estar presente en redes sociales, es necesario cuidar, medir y optimizar la experiencia de los clientes. Además, tomar en cuenta y analizar aquellas opiniones o comentarios que sirven para ajustar una estrategia de marketing digital.

  • Descuidar la medición de resultados.

Gracias al marketing digital ya es posible saber, en tiempo real, si un mensaje llegó, se leyó o se desechó. Esto permite conocer con certeza el alcance de los esfuerzos y, por supuesto, determinar si la estrategia está siendo eficiente. ¿Cómo? Por medio de un análisis que permita evaluar el retorno de la inversión.

Cómo evitar este error: es necesario entender toda la información en la cual se traduce una estrategia. De esta manera, se podrán utilizar las estadísticas precisas para medir los resultados y fijar, de ser necesario, nuevos objetivos.

Más adelante platicaremos sobre cómo evaluar correctamente el rendimiento de una estrategia, qué tomar en cuenta y de donde obtener esa información.